Bonsai de Manzano

Su nombre científico es Malus spp. Pertenece a la familia de las Rosáceas. Es nativo de Europa, Asia y América.

En este artículo podrás encontrar las características más relevantes sobre esta especie, sus cuidados y la forma de podar el bonsái de manzano.

Características

A continuación, podrás conocer las características más importantes:

  • El bonsái de manzano tiene un gran valor ornamental.
  • El árbol de manzano se presta muy bien para la elaboración de bonsáis.
  • Los estilos que mejor se recomiendan para este tipo de bonsái son Moyogi, Hokidachi, Nejikan, Neagari y Han-Kengai.bonsai manzano
  • La especie Malus tiene una gran diversidad.
  • Su crecimiento es bastante rápido.
  • Resisten bastante bien el frío, aunque no heladas muy extremas.
  • Esta especie es muy atractiva también por sus continuos cambios a lo largo del año.
  • Se trata de un árbol caduco con hojas redondas y de una tonalidad verde muy oscura.
  • Su copa es densa con ramificaciones fuertes.
  • El árbol de manzano presenta una increíble floración sobre pedúnculos.
  • Durante invierno no presenta sus hojas, pero conserva sus frutos.
  • En la época de verano es cuando se dan sus frutos.
  • Las flores son por lo general blancas y rosadas.
  • Su fruto son las manzanas, las cuales pueden ser en colores amarillos, rojos o verdes.
  • Puede llegar a medir 5 a 10 metros de altura.
  • Las flores son de unos 3 a 4 centímetros de ancho.
  • El fruto es pequeño, en forma de globo y está presente en varios colores.

Cuidados especiales

Es una planta que soporta el sol pleno. Por lo que se aconseja dejarla en exteriores.

Prefiere un sustrato arcilloso, fresco y neutro. Una mezcla de compost y mantillo es ideal para su desarrollo.

cuidados del manzanoEl riego para el bonsái de manzano debe ser frecuente, sobre todo en épocas de primavera y otoño. No soporta los encharcamientos, porque pueden provocarle infecciones con hongos. El riego se puede hacer con regadera o con manguera.

Cuando uses manguera para el riego, el chorro debe ser suave para no erosionar la tierra. Otra cosa que hay que tener en cuenta es no empapar las hojas, ya que, pueden aparecer hongos como es el caso del oídio.

Durante los períodos de abundante lluvia, el riego es innecesario. Hay que tener especial cuidado con este aspecto.

Para su trasplante se aconseja que sea anualmente. Cuanto más adulto sea el bonsái más podemos esperar para esta labor.

En cuanto a su abono, se recomienda el de origen mineral. Es necesario que se fertilice cada quince días, de primavera a otoño. El fertilizante líquido es el que mejor se acomoda a sus necesidades.

El manzano puede ser sensible a la técnica de alambrado. Por ello se debe reforzar la corteza con algún tipo de tela. Las épocas más recomendables son primavera y verano. Por razones de seguridad para la planta no debes regarla, cuando realices dicha técnica de alambrado.

A esta planta lo atacan los pulgones, la araña roja y la cochinilla. Por lo que hay que estar atento. Recuerda que la regla básica para mantener un bonsái de manzano con buena salud es estar pendiente de sus necesidades.

Si presenta alguna anomalía es necesario regar pesticida dos veces al mes.

Como podar un Bonsái de Manzano

Por ser un árbol frutal su poda hay que hacerla en invierno, la cual le dará una forma adecuada. Hay que despuntarlo con regularidad cuando esté empezando a florecer. Se recomienda eliminar dos yemas de cada tallo, puesto que las ramas de los lados crecen rápidamente.

podar un bonsai manzano

El bonsái de manzano es muy resistente a la poda de sus raíces.

Los siguientes estilos son los que más se aconsejan para este tipo de bonsái: Neagari, Moyogi, Kabudachi, Hokidachi y Nejikan.

Otros Artículos Interesantes